otros tratamientos

Método Berard

Por años se ha dicho que la música ha sido de gran beneficio para el ser humano, ayuda en los procesos de relajación, ambientación espiritual, para controlar el dolor y para mejorar patrones conductuales, la atención y concentración y el aprendizaje, entre otros.

El entrenamiento de integración auditiva (AIT) del método Berard, es una intervención que utiliza música modulada, la cual ha impactado a la población especial estimulando e integrando el sistema auditivo y sensorial.   Esta intervención desarrollada por el  Dr. Guy Berard, otorinolaringólogo con más de 35 años de práctica clínica e investigativas, determinó que en muchos casos las distorsiones auditivas y el procesamiento auditivo pueden contribuir a que ocurran ciertos comportamientos y desórdenes de aprendizaje.  AIT puede corregir o mejorar la hipersensibilidad auditiva, distorsiones y retraso en señales sensoriales que pueden interferir en procesar la información que se escucha.   Por otro lado, si la forma en que percibimos los sonidos es diferente entre un oído y el otro, o sea, no está coordinada puede causar dificultad para seguir instrucciones, comprender lo que se dice o se lee y para traducir los pensamientos en palabras.

¿En qué consiste el AIT?

El individuo escucha por medio de audífonos (headphones) una música modulada y filtrada y consta de dos sesiones diarias de 30 minutos cada una, con tres horas mínimas de separación entre éstas, por un total de 10 días.

¿Qué ventajas o beneficios se pueden esperar luego de AIT?

  • Aumento en integración sensorial: eliminación o disminución en sensitividad de sonidos, habilidad de modular estímulos sensoriales Dawson and Lewy (1989) defensa tactil, reactivación a los estímulos sensoriales, Ornitz(1989) y otras señales que caracterizan los niños autistas, PDD, o con disfunción sensorial.
  • Aumento en atención, concentración y procesamiento de información.
  • Mejoría en habla y lenguaje y destrezas motoras finas y gruesas
  • Reducción de hiperactividad, inquieto, desafiante
  • Reducción de aislamiento social
  • Reducción de problemas auditivos
  • Reducción de ansiedad
  • Disminución de rabietas
  • Mejoría en memoria auditiva
  • Mejoría en socialización, cooperación, autoestima, confianza e independencia.

Estas mejorías pueden notarse desde el inicio hasta luego de seis meses o más de la intervención y pueden variar de individuo en individuo. AIT es una intervención educativa no invasiva y natural.

Para más información, comuniquese al teléfono (787) 502-8607, o al fax (787) 269-5942

Método Tomátis

El niño con autismo presenta una disfunción sensorial general producto mayormente de una disfunción de los dos sistemas de procesamiento primarios que están en el oído: el vestibular y el coclear.  El vestibular controla lo movimientos del cuerpo, y es responsable del tono muscular, de la coordinación bilateral y del seguimiento visual, entre otros.  La mayoría de las conductas atípicas que presentan los niños con autismo son reflejo de un mal procesamiento del sistema vestibular.

El otro sistema es el coclear, parte esencial del procesamiento auditivo, vital para el desarrollo del lenguaje.  Diversas investigaciones concuerdan en que los niños con autismo presentan un problema significativo de procesamiento auditivo causal del problema del lenguaje típico de éstos niños. Inclusive, la ecolalia o habla repetitiva, otra de las conductas típicas en los niños con autismo, es secundaria al desorden de procesamiento auditivo que estos presentan.

El Método Tomatis es una terapia de estimulación auditiva que impacta positivamente estos dos sistemas que están en el oído: el vestibular y el coclear.

Los resultados que causa el Método Tomatis en la mayoría de estos niños son muy significativos y frecuentemente sorprendentes en las siguientes áreas: desarrollo del habla y lenguaje, deseos de comunicarse, aumento en destrezas sociales (pragmática), disminución de conductas atípicas auto-estimulativas al mejorar el procesamiento sensorial, disminución de la ecolalia, aumento del contacto visual, aumento en lapso de atención auditivo-visual y por su puesto, aumento en la comprensión auditiva al mejorar su procesamiento auditivo.

Muchos de los padres de los niños que reciben el Método Tomatis indican que sus hijos están más alertas, más interesados en su entrono, “más aquí”.

En Centro Tomatis de Puerto Rico hemos desarrollado un programa intensivo e integrado para trabajar con los individuos con autismo, ya sean niños o adultos.  El programa consiste de la administración de la terapia sensorial auditiva Tomatis en unión a estimulación sensorial integrativa (vestibular, táctil, propioceptiva, visual), así como comunicológica.

Para ésta ultima, utilizamos técnicas de diversos acercamientos terapéuticos sumamente exitosos como son el de Hanen, More than Words, el cual tiene como énfasis el desarrollar las destrezas de comunicación en los niños dentro del espectro de autismo.  El programa desarrollado en nuestro Centro es único en Puerto Rico y ha sido sumamente beneficioso aún en niños de bajo funcionamiento.

El niño con autismo presenta una disfunción sensorial general producto mayormente de una disfunción de los dos sistemas de procesamiento primarios que están en el oído: el vestibular y el coclear.

El vestibular controla lo movimientos del cuerpo, y es responsable del tono muscular, de la coordinación bilateral y del seguimiento visual, entre otros.  La mayoría de las conductas atípicas que presentan los niños con autismo son reflejo de un mal procesamiento del sistema vestibular.

El otro sistema es el coclear, parte esencial del procesamiento auditivo, vital para el desarrollo del lenguaje.  Diversas investigaciones concuerdan en que los niños con autismo presentan un problema significativo de procesamiento auditivo causal del problema del lenguaje típico de éstos niños.

Inclusive, la ecolalia o habla repetitiva, otra de las conductas típicas en los niños con autismo, es secundaria al desorden de procesamiento auditivo que estos presentan.

El Método Tomatis es una terapia de estimulación auditiva que impacta positivamente estos dos sistemas que están en el oído: el vestibular y el coclear.

Los resultados que causa el Método Tomatis en la mayoría de estos niños son muy significativos y frecuentemente sorprendentes en las siguientes áreas: desarrollo del habla y lenguaje, deseos de comunicarse, aumento en destrezas sociales (pragmática), disminución de conductas atípicas auto-estimulativas al mejorar el procesamiento sensorial, disminución de la ecolalia, aumento del contacto visual, aumento en lapso de atención auditivo-visual y por su puesto, aumento en la comprensión auditiva al mejorar su procesamiento auditivo.

Muchos de los padres de los niños que reciben el Método Tomatis indican que sus hijos están más alertas, más interesados en su entrono, “más aquí”.

* Escrito por Lcda. Nellie Torres de Carella, PHL, RCTC Directora Centro Tomatis de Puerto Rico.  Tel: 787.774.1163/1164

Aviso: Todo el material contenido en Autismo.pr tiene como propósito informar. Ninguna información aquí contenida deber ser utilizada para fines de diagnóstico o tratamiento, o en sustitución de una consulta con su médico.